24/10/2013

6 COmentarios

Mi transformación: de sentirme abrumada me transformé en una burra!

Sentada en el banco duro de madera, sabía que me iba a elegir…Mi cuerpo estaba totalmente en estado de ansiedad, mis dedos y pies casi entumecidos, necesitaba escaparme, no quería estar alli! Tenía que encontrar la manera de convencer a mis esposo para que nos fueramos de ese sitio!

Estabamos en Sterling, estado de Nueva York, en el Festival Renasentista. El show acababa de comenzar y el presentador nos anunció que este sería un espectáculo interactivo. En ese instante lo supe: me iba a elegir para que subiera al escenario a hacer ALGO!

Ni loca queria hacer eso… demasiada vulnerabilidad, hacer el papel de burra, para que la audiencia se ria, me juzgue, me rechaze y se de cuenta que no soy lo que creo ser… demasiadas emociones… y ninguna positiva. Tenía que desaparecer mientras hubiera tiempo. Lo peor es que mi esposo la estaba pasando fantastico, riéndose.

El presentador comenzó a elegir actores para su obra. Se acercó hacia donde estabamos sentados. Yo hice como cuando era chiquita, ni lo miré –no se si se recuerdan, pero si yo no lo veo a él, definitivamente él no puede verme, verdad?

Bueno, no funcionó, él se acercó y me preguntó el nombre de mi esposo (suspire hondo: SALVADA, SE VA EL!) luego… le preguntó a mi esposo mi nombre (UY, NO LO VEO BIEN!). Y nos pidió amablemente a los dos que subieramos al escenario.

Esto es lo incredible: en el instante que me paré de ese banco, algo en mi cambió, me senté tranquila, capaz de enfrentar lo que fuera. Extrañamente en paz!

La obra que ibamos a interpretar era la opera Fígaro. Y yo tenía el papel de la burra o burro, Cherubino, el confidente de la Contessa. El presentador puso unas orejas horrendas de burro sobre mi cabeza y un collar muy interesante en el cuello de mis esposo que haría el papel de la parte trasera del animal (y seria mi consciencia).

Me sorprendo aun, contándoles que hize un papel magnífico: grité, me reí y baile en el escenario. La audiencia rió y aplaudió muchísimo. Y lo mejor de todo: el resto del día, cuando estabamos caminando por el festival, varias personas se acercaron a mi diciendo: “Tú eras el burro en la ópera, gracias, fue super divertido!”

La verdad es que nunca imaginé que decidirme a estar vulnerable y exponerme a ser juzgada, pudiera ser tan gratificante.

Te invito a que tomes un riezgo en tu vida, uno pequeño, sin tener miedo a ser vista como una burra. Te sorprenderás lo divertido que puede ser y los frutos magníficos que puedes cosechar!

Mucha suerte en tus burradas! Anímate!

Que hasta de las burradas mas grandes siempre aprendemos algo.

Gracias por dejarme tu comentario. Con gusto los leeré y contestaré !

Mi transformación: de sentirme abrumada me transformé en una burra!</p>
<p>Sentada en el banco duro de madera, sabía que me iba a elegir…</p>
<p>Mi cuerpo estaba totalmente en estado de ansiedad, mis dedos y pies casi entumecidos, necesitaba escaparme, no quería estar alli! Tenía que encontrar la manera de convencer a mis esposo para que nos fueramos de ese sitio!</p>
<p>Estabamos en Sterling, estado de Nueva York, en el Festival Renasentista. El show acababa de comenzar y el presentador nos anunció que este sería un espectáculo interactivo. En ese instante lo supe: me iba a elegir para que subiera al escenario a hacer ALGO!</p>
<p>Ni loca queria hacer eso… demasiada vulnerabilidad, hacer el papel de burra, para que la audiencia se ria, me juzgue, me rechaze y se de cuenta que no soy lo que creo ser… demasiadas emociones… y ninguna positiva. Tenía que desaparecer mientras hubiera tiempo. Lo peor es que mi esposo la estaba  pasando fantastico, riéndose. </p>
<p>El presentador comenzó a elegir actores para su obra. Se acercó hacia donde estabamos sentados. Yo hice como cuando era chiquita, ni lo miré –no se si se recuerdan, pero si yo no lo veo a él, definitivamente él no puede verme, verdad? </p>
<p>Bueno, no funcionó, él se acercó y me preguntó el nombre de mi esposo (suspire hondo: SALVADA, SE VA EL!) luego… le preguntó a mi esposo mi nombre (UY, NO LO VEO BIEN!). Y nos pidió amablemente a los dos que subieramos al escenario.</p>
<p>Esto es lo incredible: en el instante que me paré de ese banco, algo en mi cambió, me senté tranquila, capaz de enfrentar lo que fuera. Extrañamente en paz!</p>
<p>La obra que ibamos a interpretar era la opera Fígaro. Y yo tenía el papel de la burra o burro,  Cherubino, el confidente de la Contessa. El presentador puso unas orejas horrendas de burro sobre mi cabeza y un collar muy interesante en el cuello de mis esposo que haría el papel de la parte trasera del animal (y seria mi consciencia).</p>
<p>Me sorprendo aun, contándoles que hize un papel magnífico: grité, me reí y baile en el escenario. La audiencia rió y aplaudió muchísimo. Y lo mejor de todo: el resto del día, cuando estabamos caminando por el festival, varias personas se acercaron a mi diciendo: “Tú eras el burro en la ópera, gracias, fue super divertido!”</p>
<p>La verdad es que nunca imaginé que decidirme a estar vulnerable y exponerme a ser juzgada, pudiera ser tan gratificante.</p>
<p>Te invito a que tomes un riezgo en tu vida, uno pequeño, sin tener miedo a ser vista como una burra. Te sorprenderás lo divertido que puede ser y los frutos magníficos que puedes cosechar!</p>
<p>Mucha suerte en tus burradas! Anímate!</p>
<p>Que hasta de las burradas mas grandes siempre aprendemos algo.</p>
<p>Gracias por dejarme tu comentario. Con gusto los leeré y contestaré !

Etiquetas


¡Estos artículos también te encantarán!

  • Me encanto’ tu historia, Laura, y me siento totalmente identificada. En situaciones parecidas, debo agregar, hay algo que suele olvidarsenos: la energia que nos dan los demas en ocasiones supuestamente “vergonzantes”. Es increible. El efecto es sinergico y la energia que finalmente encontras es realmente sorprendente. Moraleja: nunca podemos tener el control de todo y…siempre hay algo novedoso y positivo en momentos de desafio personal!

  • Es cierto Ana Maria, cuando nos atrevemos y damos ese paso, es maravilloso lo que sucede: la energia se multiplica y nos senttimos verdaderamente fantastico! Vencemos la inercia y el miedo dando cabida a una aventura diferente! La vida esta llena de aventuras… es cuestion de enfrentar el desafio con una sonrisa y disfrutar de los logros!!!

  • Gracias por compartir esa experiencia; es muy cierto se nos olvida que tenemos que fluir con la corriente y no nadar en contra, siempre habrá situaciones complicadas y es nuestra decisión pasarlas bien o mal. excelente también para reflexionar. Gracias

  • {"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}
    >